Nueva normativa de precios trae transparencia al comercio electrónico

La nueva normativa de precios, que cobró vigencia en febrero, ha despertado una nube especulativa alrededor del cambio en el comportamiento de compra de los consumidores argentinos. ¿Hubo una afluencia de compras por “cuotas sin interés” antes de que entrara en vigencia la regulación?, ¿aumentará el número de compras de una sola cuota?

El comercio electrónico vive uno de sus mejores momentos en la Argentina. Según un estudio realizado por eMarketer, las ventas online en 2016 aumentaron un 50,3%, pasando de vender $3,430 millones de dólares en 2015 a $5,150 millones de dólares en 2016. Con esa tasa de crecimiento, el e-commerce nacional habrá superado la barrera de los US$15.000 millones en 2020.

Con la nueva normativa de precios

Sin embargo, si hacemos una captura de pantalla del comercio electrónico en el país, vemos un momento importante de cambio con la nueva normativa de precios del gobierno. La nueva normativa de precios busca hacer más transparentes los costos financieros asociados al pago de un bien o servicio financiado en más de una cuota. En otras palabras, significa que los comercios tendrán que mostrar 2 precios en sus productos: 1. el precio al pagar de contado, que incluye pago en efectivo o con tarjeta en una sola cuota, y 2. el precio al pagar en cuotas y sus respectivas tasas de financiación.

Algunos están de acuerdo con la iniciativa, consideran que es una política de transparencia con el consumidor. Para otros no ha sido la mejor decisión, sobre todo si se busca bancarizar más a la economía. Las asociaciones de consumidores, mientras tanto, advierten que los precios al contado no van a bajar, y en cambio pueden subir los precios de la venta financiada.

Para Matías Casoy, cofundador y Country Manager de Linio Argentina, “no se trata de hacer pronósticos sobre qué tipo de pago utilizarán más los argentinos. Se trata de que a la hora de comprar, los costos asociados sean evidentes, de tal manera que el consumidor pueda tomar una decisión consciente e informada, sobre cuál método de pago es el mejor. Se trata de una medida de transparencia que busca dar mayor confianza al consumidor a la hora de comprar, lo que para nosotros es fundamental”.

Quizás te pueda interesar: Como resguardar tus datos al comprar por internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *