Meditar en casa: Una gran oportunidad para un buen inicio de año

Prepara tu mente para un nuevo año. Seguramente tienes proyectos que van a requerir de mucho trabajo y, con el pasar del tiempo, suelen cargar un poco nuestra salud y bienestar, por esto se hace necesario adquirir estrategias que te permitan manejar tus emociones. Aprender a meditar en casa te ayudará a tener una mejor calidad de vida, sobrellevando cualquier de manera fácil. 

Desde el primer momento que empieces a experimentar este arte milenario notarás la diferencia en cuerpo y mente. Entenderás la importancia de percibir la vida de otra manera.

Todo lo que debes saber sobre meditar en casa 

Queremos motivarte a que empieces a ejercitar tu espíritu. Te enseñaremos algunas técnicas, los beneficios y su significado para que inicies en el mundo de la meditación. 

¿Cómo? Con un pequeño tutorial para principiantes. Prepara tu colchoneta, comencemos:

Meditar en casa
Imagen recuperada “www.pixabay.com”

¿Qué es la meditación? 

Es una práctica que enseña a concentrarse en algo específico, la mente del ser humano generalmente es muy dispersa, pues esta disciplina te ayuda a encontrar tu estado de tranquilidad sin tener que preocuparte innecesariamente por otras situaciones.

Esto te da estabilidad, dejando de lado las preocupaciones por el futuro, soltando las ataduras del pasado, lo que al final te libera de estrés y de dolencias físicas provocadas por vicios como el tabaco.

¿Qué requieres para comenzar? 

Primero fija un lugar en tu vivienda, debe estar limpio, en completo orden y con el menor ruido posible, esto con el fin de lograr una concentración requerida, mientras te vas convirtiendo en un experto, será más fácil ubicar un espacio que sea perfecto para ti.

Meditar en casa
Imagen recuperada “www.pexels.com”

Procura elegir una misma hora todos los días con el fin de crear un hábito, a pesar de que puedes escoger el horario que se te facilite, es aconsejable que lo hagas antes de irte a dormir o al levantarte temprano en la mañana. Aléjate de los aparatos electrónicos, son un gran impedimento para lograr meditar en casa.

La postura adecuada es la famosa flor de loto, si esta posición te genera dolor, recuéstate boca arriba o siéntate en una silla con la espalda totalmente recta, lo importante es tu comodidad. Las prendas que utilizas influyen. Usa ropa holgada que no te apriete, los leggins o las sudaderas son una buena elección, puedes hacerlo sin calzado.

Mientras inicias con el entrenamiento, involúcrate en cada pensamiento lo más profundo que puedas, atrae hacia ti momentos positivos que te traigan paz y felicidad, con el tiempo, lograr esto te será aún más fácil.

El uso de velas, esencias aromáticas, música relajante aceites, son opcionales, pero sin duda te ayudarán a concentrarte más rápido, ten presente que este arte de meditar en casa es para todos, desde el más pequeño de casa, hasta el más grande. La respiración influye mucho, recuerda inhalar por la nariz y exhalar por la boca, no olvides agradecer siempre por todo lo que tienes alrededor.

Visitá Linio

Quizás te pueda interesar: Rutinas de ejercicios súper funcionales para hacer al aire libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *