Como cuidar la piel durante los meses fríos

El clima frío del otoño y el invierno puede ser duro para cuidar la piel. El aire helado, el viento y la humedad del exterior son principales factores de resecación. Del mismo modo, el aire caliente y seco del interior roba la humedad. Sin el cuidado adecuado, la piel seca puede provocar enrojecimiento, picazón, agrietamiento y arrugas, e incluso otras afecciones como el eczema y el acné.

Pero con el cuidado adecuado (tanto por dentro como por fuera), podes contrarrestar estos efectos y mantener tu piel con un aspecto suave y saludable. Desde Linio te damos algunos consejos para cuidar la piel y que se vea mejor en los meses fríos.

Tal vez te interese: “Los mejores consejos de belleza de tres celebridades”

la piel

Imagen recuperada de “www.lorealparisusa.com”

Tips para cuidar la piel durante los meses fríos

1. Usá agua tibia

Es muy tentador darte largas duchas de agua caliente cuando la temperatura está bajando. Pero si amas tu piel, evitalas. En su lugar, usa agua tibia para bañarte y lavarte la cara. Las duchas de agua caliente secan tu piel rápidamente, y si no la hidratas de inmediato, su piel puede desarrollar grietas y hasta un eczema de invierno. Una vez que hayas tomado una ducha tibia, aplicá una crema hidratante que contenga ácido hialurónico y ceramidas. Esto mantendrá intacta la barrera contra la humedad y evitará la sequedad.

2. Mantente hidratado

Ya sea dentro o fuera de tu casa, el aire es más seco en invierno. Y como resultado, el agua se evapora de tu cuerpo fácilmente. Por lo tanto, necesitas mantener tu piel hidratada. También podés instalar un humidificador para controlar el nivel de humedad en tu hogar. Esto sin duda mantendrá tu piel feliz.

3. Elegí sabiamente productos para cuidar la piel

Lo que mantuvo tu piel sana durante los veranos puede generar efectos adversos durante los inviernos. Y es por eso que necesitas cambiar tus productos para el cuidado de la piel en consecuencia. La clave para una piel de invierno saludable y brillante es utilizar productos suaves. Elegí limpiadores que contengan cremas hidratantes para evitar despojar a tu piel de su barrera natural contra la humedad. Si tenés acné o brotes, usá productos que contengan ceramidas, ácido hialurónico, sueros de hidratación y glicerina para ayudar a reparar la barrera de humedad de su piel.

Evitá las mascarillas y las exfoliaciones intensas, las lociones químicas y cualquier producto que contenga alcohol, ya que hacen que tu piel se reseque durante el invierno.

4. Protegé tu piel

Necesitas proteger la piel del viento frío, la nieve o la lluvia si vas a salir en invierno. Entonces, usá guantes y gorras y no olvides el protector solar. Los cálidos rayos del sol son agradables, pero los rayos UV aún pueden dañar mucho tu piel. Elegí un protector solar que tenga dióxido de titanio u óxido de zinc.

5. No exfolies mucho tu piel

Exfoliar ayuda a deshacerse de las células muertas. Tenés que tener cuidado durante los inviernos porque la barrera de tu piel ya está comprometida debido al clima seco y frío. Exfoliar tu piel una vez a la semana está bien, esto ayuda a mejorar la regeneración de la piel y una mejor absorción del producto. Además, debes exfoliar dependiendo de tu tipo de piel. Si tenés la dermis muy seca, exfoliá tu piel muy de vez en cuando y muy ligeramente. Si tenés piel mixta y grasa, una vez a la semana está bien.

6. No te olvides de las manos

La piel de tus manos tiene menos glándulas de aceite en comparación con la de cualquier otra parte del cuerpo. Es por eso que la humedad se escapa de las manos rápidamente, haciéndolas propensas a las grietas y la picazón. Aplicá una crema hidratante antes de salir.

7. Cuidá tus pies

Elegí cremas a base de glicerina y vaselina para hidratar tus pies. Además, asegurate de exfoliarlos ocasionalmente para que puedas absorber fácilmente la crema hidratante.

8. Evita todo lo que irrita la piel.

Sigue esto si tienes problemas de piel persistentes como el antes mencionado eczema. La piel de invierno en esta temporada es extremadamente frágil y la exposición a los alérgenos puede desencadenar sus síntomas. Muchas personas son alérgicas a la lana, pero no pueden resistir la tentación de usar sus tejidos de invierno. Si este escenario aplica en tu caso, siempre elegí ropa de invierno que esté hecha de lana de alta calidad. Si es posible, usá ropa de invierno hecha de algodón.

9. No guardes los lentes de sol

Esto es especialmente para aquellos que viven en lugares donde nieva mucho. El resplandor del sol y la nieve puede dañar la piel alrededor de los ojos y causar manchas marrones, líneas finas y otros problemas. Por lo tanto, cuando salgas al exterior, asegurate de usar gafas de sol con protección UV de buena calidad, preferiblemente con brazos anchos.

Linio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *