Consejos útiles: Lo que debes saber sobre cómo cuidar un recién nacido

Uno de los temores de los padres primerizos es esa incertidumbre sobre cómo cuidar un recién nacido, lo que se puede hacer y aquello que no, la forma correcta de bañarlo, cada cuánto se le da alimento y muchos otros cuestionamientos que generan preocupación.

Por eso, hemos querido diseñar un manual dónde puedas informarte un poco más acerca de las atenciones adecuadas para el nuevo integrante de la familia.

¿Cómo cuidar un recién nacido? 

Esta es una guía práctica que te sacará de apuros, sin embargo, siempre que asistas al pediatra pregúntale todo lo que se te ocurra, ellos, más que nadie, conocen lo necesario a cerca de las atenciones que estos pequeñines requieren.

Cordón umbilical 

El ombliguito del bebé tiene parte del cordón umbilical que se va secando con el paso del tiempo, para esto, límpialo delicadamente con alcohol y un algodón, realmente este proceso es opcional, no es obligatorio. Con el jabón baby con el que lo bañas será suficiente.

cómo cuidar un recién nacido
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

En el único caso en que debes prestar mucha atención es cuando notes que está rojo o tenga olor desagradable, en esta situación, llévalo a su pediatra inmediatamente.

Vestuario

El pequeñín acaba de salir del útero, donde se encontraba bastante calientito, mantenerlo abrigado es vital, ellos no tienen todavía la capacidad de regular la temperatura ni tampoco la cantidad de grasa que les ayuda a protegerse del frío, por eso, arrópalos bien, sin embargo, si se aproxima el verano, debes estar muy pendiente de que no le coloques demasiada ropa porque puede sentirse acalorado, hazlo de forma regulada.

El momento del baño

No es necesario que lo bañes todos los días, recuerda que su piel es un poco sensible, puede resecarse y podrías eliminar bacterias importantes para el chiquitín, lo correcto es que los asees dos o tres veces por semana, bañarlo en su tina con su jabón especial de bebés.

Bebés recién nacidos
Imagen recuperada de “www.pixabay.com”

La temperatura del agua

Se dice que tiene que estar aproximadamente a unos 36°, verifica que en el lugar no haga frío y sécalo bien, incluso en los pliegues, termina vistiéndolo lo más rápido que puedas, ese pequeño ser es muy frágil, no querrás que llegue a él un resfriado. Mantén tu atención en su pañal y cámbialo siempre que sea necesario.

Ojos, orejas, nariz y uñas

La pregunta sobre cómo cuidar un recién nacido con relación al aseo, es común, si lo ves un poco sucio en sus ojos, nariz u oídos, moja una gasa con suero fisiológico y límpialo suavemente. No introduzcas copos de algodón, esto suele ser algo peligroso. En caso de las uñas, solo córtalas cuándo las veas largas, existen cortaúñas especiales para proteger sus manos.

Cuidado del recién nacido
Imagen recuperada de “www.pexels.com”

Alimentación 

Cada vez que vayas a amamantarlo probablemente se llene rápido porque ellos tienen un estómago muy pequeño, sin embargo, debes hacerlo en el momento que el niño lo exija acudiendo al biberón, al inicio dale solo leche hasta que tu pediatra te lo indique.

Entender a un bebé y aprender sobre cómo cuidar un recién nacido no es tarea fácil, esto lleva su tiempo y requiere de paciencia, con el paso de los días se convertirán en padres expertos, sin embargo, infórmate siempre con un profesional.

Visitá Linio

Quizás te pueda interesar: Guía de compras: Los mejores regalos para el Día del niño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *