Técnicas para evitar el estrés laboral y trabajar de manera saludable

Desde la niñez, las personas son preparadas física e intelectualmente para enfrentar retos profesionales y alcanzar el éxito. En este camino de superación, son muchas las tareas que generan estrés laboral, un estado de cansancio mental que no solo afecta el desempeño del día a día, sino que también perjudica las relaciones personales.

El estrés laboral es un sentimiento que todos los trabajadores han experimentado en algún momento. Puede parecer algo normal, pero puede llegar a ser un problema realmente serio si no se contrarresta a tiempo. Algunas de sus consecuencias más agresivas son:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Trastornos mentales.
  • Gastritis.
  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Sobrepeso.

Para evitar que se comprometa la calidad de vida, es necesario iniciar un plan de acción que permita mantener un ritmo de trabajo saludable mientras se alcanza el éxito laboral. Pero, antes de poner en práctica cualquier recomendación es necesario responder una pregunta:

¿El trabajo a desempeñar es agradable? Esta es una interrogante que pocos saben responder al aceptar una vacante laboral.

Sin embargo, es necesario dar una respuesta sincera ya que, de ser negativa, evitar el estrés laboral puede ser una prioridad para conseguir paz. ¿Por qué? La insatisfacción en el trabajo genera depresión, reduce la creatividad y hace que el cuerpo reaccione a este rechazo, generando falta de sueño, poco apetito y frustración.

Por el contrario, si la respuesta es positiva, el camino será más corto, ya que todas las personas que están satisfechas con su puesto de trabajo pierden el sentido de la preocupación y se enfocan en mejorar la calidad de las tareas asignadas.

Técnicas para evitar el estrés laboral:

1. Planificar los días

Foto recuperada de “www.publimetro.cl”

Una de las principales técnicas que ayudan a evitar el estrés laboral es la organización. Planificar con horarios las tareas que deben realizarse en el día permite establecer prioridades y ser más productivo.

Como recomendación, se sugiere iniciar el día con las tareas más importantes y las que requieran mayor concentración. ¿Por qué? A primeras horas de la mañana las energías están renovadas, los trabajadores se encuentran motivados y el cuerpo goza de una mente fresca para que surjan las ideas.

Luego de ello, hacer un equilibrio con las labores que deben entregarse a horas determinadas para no olvidar ningún detalle. ¿Cómo hacerlo? Con una herramienta portátil e innovadora que permita trasladar las ideas a cualquier parte, por ejemplo: las tablets. Estos son dispositivos tecnológicos que pueden servir como agendas digitales que cuentan con suficiente memoria interna para almacenar mucha información.

El último paso de esta técnica es cumplir fielmente lo planificado, así se evitan tareas acumuladas e incumplimiento en las entregas.

2. Encontrar tiempo libre en la oficina

Foto recuperada de “www.buentrabajo.com”

Otra de las técnicas que surgen mucho efecto es disfrutar del tiempo libre en la oficina. ¿Por qué? Permanecer más de 8 horas seguidas frente al computador puede agotar la mente hasta volver a los empleados improductivos.

Es mejor es poder gozar de 15 minutos libres en la mañana y otros 15 minutos en la tarde para socializar y crear una conexión con los compañeros de la oficina. En este tiempo también se puede aprender sobre las ocupaciones de los otros, proponer algunas mejoras para tu área laboral o simplemente disfrutar unos minutos de buena música desde un reproductor MP4.

3. Aclarar confusiones

Foto recuperada de “www.elpais.com”

La confusión es un sentimiento común que aparece cuando se realizan nuevas tareas. Sin embargo, es un problema que necesita respuestas rápidas para evitar líos más grandes que dan como resultado trabajos erróneos, acumulación de la carga laboral y estrés.

Ante las dudas, el primer paso es apoyarse en los superiores y en el personal experimentado para aclarar cualquier incógnita que surja. Esta es una opción efectiva para tomar el control de la situación y dar pasos seguros en las responsabilidades pendientes.

4. Diferenciar el estrés laboral con el cansancio

Foto recuperada de “www.prevencionar.com.pe”

A veces, las condiciones de trabajo son las adecuadas para realizar las responsabilidades con éxito. No obstante, existen algunos factores externos que alteran toda la tranquilidad del ambiente, entre ellos, el cansancio. Por ello, es importante analizar cuántas horas de trabajo se cumplen en la semana y desde cuándo no se disfrutan de unas merecidas vacaciones.

En caso de sólo estar cansando, lo mejor es tomar algunos días de descanso y variar la rutina luego de la oficina del trabajo. Por ejemplo, en vez de llegar a casa para cumplir con algunas horas extra, es preferible cambiar los planes y disfrutar del cine con un teatro en casa de última generación o leer un libro.

Estas son sólo algunas de las técnicas básicas que todo empleado debe tomar en cuenta para experimentar días agradables de trabajo y evitar que el estrés tome el control. Por último, es importante mantener un equilibrio entre las labores y los objetivos de vida para garantizar el bienestar y estar saludable.

Recomendaciones:

  • Identificar los elementos que causan estrés y trabajar en ellos.
  • Establecer límites en la carga de trabajo.
  • Fortalecer la comunicación con las personas forman parte del entorno laboral.
  • Buscar herramientas que faciliten las asignaciones diarias.

Quizás te puede interesar: Maquillaje para la oficina: estilos fáciles para salir de la rutina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *