Slim Fit: estilo masculino para toda ocasión

Elegante, sexy y juvenil es una forma de definir la moda Slim Fit. Un estilo de vestir para los hombres que busca entallar el traje de vestir al cuerpo. Pero más que un estilo de vestir comenzó como un estilo de corte para ajustar las prendas.

Este tipo de estilo suele tener cortes más entallados y prendas un poco más cortas de lo normal, en el caso de las camisas para vestir. Otra peculiaridad es que la ropa etiquetada como Slim Fit, no suele tener muchas tallas en su repertorio. Por lo que, si se es un hombre con muchos músculos, puede que tenga problemas al encontrar la talla correcta.

Traje azul formal

Pero si se consigue el corte correcto con este estilo, dará una apariencia más musculosa y estilizada. Alargando las piernas y abriendo el pecho, dejando que los hombros luzcan más anchos. Así que, por lo general, suele quedarle bien a todos los hombres que lo usen.

Las ventajas del estilo Slim Fit

Una de las primeras ventajas de este tipo de corte, es que brinda un aire juvenil y actual al hombre que lo use. Así, se da una imagen moderna que es perfecta para una entrevista de trabajo o para una reunión de negocios. Además, es el estilo que más se está usando por actores y cantantes en las alfombras rojas. Por lo que es poco probable que en algún momento pase de moda.

Por otro lado, no se puede negar que este corte resulta más cómodo que los tradicionales. Además, brinda seguridad a los hombres que nunca han llevado un traje. Y es que no solo lo puedes usar en los trajes formales, también se puede cambiar completamente el estilo a uno más casual, agregando una franela de algodón, unos jeans y una americana o saco con este tipo de corte.

traje formal

Siguiendo el argumento anterior, este tipo de corte permite darle un gran uso a los trajes. Ya no son solo adecuados para eventos formales, como una reunión de trabajo o una boda. Sino que también, se puede utilizar perfectamente en reuniones casuales con amigos o alguna cita con la pareja.

¿Qué recomendaciones seguir?

Todo queda muy bien en palabras. Pero no se trata de ir a la tienda y elegir cualquier camisa o pantalón Slim Fit, sino que existe una serie de aspectos que se tienen que tener en cuenta para usar este estilo. El primero de ellos, es el largo de las mangas. Saber cual es el correcto es muy sencillo. Solo hay que ponerse la camisa y el saco y dejar los brazos sueltos. Si se ve el puño de la camisa, esta tendrá el lago correcto. Por otro lado, si el saco oculta la camisa, se debe probar una talla menos o pedir a algún sastre que lo ajuste.

Otro error que se comete cuando se elige un traje con este tipo de corte, es equivocarse en las medidas del pantalón. Y aquí, se debe tener especial cuidado, ya que no puede ser ni muy largo ni muy corto. Cuando es muy largo, el pantalón tendera a arrugarse en la bota. Mientras que, si es muy corto, se verán las medias. Lo correcto, es que el pantalón siga una figura recta junto con la pierna y que acabe justo en donde comienza el zapato.

corbatas elegantes y juveniles

Otro error asociado a las medidas del pantalón, que aplica también para los jeans, se centra en la cintura y como se ajusta. La medida correcta de pantalón en la cintura es aquella que queda bien sin necesidad de usar correa, es decir, que no se caiga ni se apriete en exceso. Y aunque, usar correa en los trajes es una norma, cuando se prescinde de su uso, le da un aire más juvenil al look perdiendo algo de formalidad.

Por último, el complemento más importante de los trajes Slim Fit: la corbata. Esta no debe ser mayor a 7 cm de ancho. Y puede ser diseñada en un color solido o con algún diseño del agrado de la persona. Lo recomendable es que se mantenga en tonos sobrios y son diseños minimalistas y nada extravagantes. Este complemento, al igual que la correa, se puede obviar si se desea tener un estilo más informal.

¿Cómo hacer una buena combinación?

Para el día a día en el trabajo, se puede optar por un estilo sobrio en colores sólidos como el gris o el azul oscuro, mientras que la corbata puede ser un tono más claro que el traje. La camisa en este caso puede ser en blanco para resaltar el color del traje. Esta combinación es perfecta para varias ocasiones, ya que son solo quitar la corbata y el saco, se tiene una apariencia más juvenil y funciona perfectamente para una salida con amigos después del trabajo.

opciones de trajes

Otra opción es cambiar la camisa formal, por una camiseta con algún diseño llamativo. Mientras que el traje en sí se puede mantener en un pantalón recto y un saco del mismo color, pero sin bolsillos para dar un aire juvenil e informal. Por otro lado, para los zapatos se pueden usar deportivas o zapatos de estilo mocasín.

El estilo anterior se puede modificar cambiando el pantalón de vestir, por un pantalón de mezclilla con el mismo estilo Slim Fit. Se puede dejar la camisa de vestir o usar una camiseta. Pero la chaqueta es lo que le brindara el toque formar a esta combinación. Los zapatos de estilo mocasín también serán un excelente complemento.

Si te gusto esta entrada, te puede interesar: Moda: Buenas Prendas para el Outfit Masculino

Imágenes:
https://pixabay.com/es/traje-de-negocios-negocio-hombre-690048/
https://pixabay.com/es/hombre-guy-anillo-ver-novio-2585562/
https://pixabay.com/es/pa%C3%B1uelo-corbata-prendas-de-vestir-987584/
https://pixabay.com/es/hombres-negocio-traje-raya-zapato-683655/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *