meditacion

Meditación: los mejores tips que ayudaran a los principiantes

Relajarse y tener paz interior son algunas de las principales cosas que quieren las personas cuando comienzan a considerar la meditación como su nuevo estilo de vida, no obstante, no es tan sencillo como parece. Pues requiere de una serie de técnicas y practicas que implican concentración para obtener resultados positivos. En este sentido, te ofrecemos varios tips que debes seguir para alcanzar el bienestar que todos desean en medio del estrés de la vida cotidiana.

Tips básicos de meditación:

Momento y lugar adecuados

Los primeros aspectos que debemos considerar para meditar son la hora del día en que lo haremos y la elección del lugar. La meditación se trata de relajarse y es por ello se recomienda practicarla durante la salida o puesta del sol, ya que estos períodos aportan tranquilidad y calma. Sin embargo, sin importar si la practicamos en la mañana, por las tardes o en la noche, lo ideal es elegir un momento el que no seamos interrumpidos y que el tiempo que dediquemos a ello sea exclusivo para lograr que realmente funcione.

El sitio también es esencial, generalmente se recomienda elegir lugares silenciosos, en los que no seamos interrumpidos. Encontrar un ambiente pacífico resulta fundamental al comenzar a meditar, sin embargo no es indispensable, porque con la técnicas adecuadas puedes hacer de un lugar ruidoso el espacio idóneo.

Comodidad y satisfacción

La postura es la clave para alcanzar la concentración necesaria, una mala postura puede marcar la diferencia entre relajarse u ocupar la mente con alguna incomodidad por tu asiento, ropa o la posición, generalmente las personas adoptan la denominada postura de “flor de loto” para comenzar. Lo más importante es que la posición propicie la concentración y permita permanecer en ella durante el tiempo que se realice la sesión.

De igual modo, uno de los mitos que comúnmente se escuchan es que no es recomendable meditar luego de comer, esto se debe a que luego se propicia la somnolencia y ello no permite concentrarse lo suficiente, sin embargo, tener hambre también puede impedir la concentración al ocupar parte de la atención que debería estar dirigida a alcanzar la paz interior en esa sensación de hambre. En este caso, lo recomendable es meditar alrededor de 2 horas después de comer.

meditacion2

Prepara tu cuerpo

Algunos pasos básicos antes de iniciar la meditación consiste en calentar y respirar. El calentamiento permite preparar el cuerpo para permanecer por tiempo prolongado en una misma posición, gracias a ejercicios principalmente de estiramiento. De igual modo, poner el práctica posiciones de yoga y algunas similares permite que el cuerpo se sienta más liviano, ayudan a la buena circulación y contribuyen a poco a poco alcanzar una relajación física que permita llegar a la relajación mental.

Respirar es un paso previo que no puede faltar cuando vamos a comenzar a meditar, inspiraciones y expiraciones profundas unas cuantas veces permiten que el ritmo de la respiración se estabilice y prepara a la mente para alcanzar un estado más pacífico. Concentrarse en la respiración y en la sensación del aire es una forma sencilla de llegar a ese estado pacífico, y a medida que avanzamos podemos hacer que cada respiración dure un poco más sin llegar a perder el aliento.

Sonríe y observa

Quizás pueda parecer una acción innecesaria, pero usualmente en la meditación se recomienda a las personas sonreír un poco, ya que contribuye con la relajación y puede incentivar la meditación, se trata de alcanzar un estado de bienestar y una expresión sonriente es parte de ese mensaje que intentamos enviar a nuestra mente.

Una vez culminado el proceso, no es recomendable abrir los ojos de forma precipitada, sino que se recomienda hacerlo de forma gradual al mismo tiempo que se comienza a tomar conciencia del ambiente y de nosotros mismos, de igual modo, tomarse el tiempo para ponerse de pie y volver a la realidad pueden ayudar a mantener el estado de relajación por un tiempo mayor.

meditacion1

Consejos para la concentración en la meditación

Existen algunas técnicas que las personas utilizan cuando tienen dificultades para alcanzar la concentración necesaria que pueden funcionar cuando nos iniciamos en la meditación:

  • Visualización: Consiste en tratar de reproducir en la mente el aspecto físico desde diferentes perspectivas y concentrarse en todos los detalles que este puede tener.
  • Velas: En esta técnica, las personas deben imaginar que se encuentran en un lugar oscuro y tienen frente a ellos una vela, concentrarse en la visualización de su llama, en la luz que irradia y en las variaciones de intensidad puede promover a la serenidad de una forma mucho más efectiva. La aromaterapia también puedes incluirla en la sesión.
  • Posiciones: Algunas técnicas como “Hakini Mudra” o “Dhyani Mudra” se tratan de adoptar diferentes posiciones con las manos con diferentes propósitos, tal como relajarse, concentrarse o sentir la energía recorriendo el cuerpo.
  • Música: para algunas personas la relajación llega con el sonido, y es por ello que utilizan diferentes canciones y ritmos para lograr un estado de serenidad de forma mucho más fácil.

Cualquiera que sea la postura o la técnica de meditación que se utilice, lo importante es esforzarse por alcanzar un estado mental superior, que permita llevar un estilo de vida lleno de paz. Recuerda que es muy importante mantener una actitud positiva ante cualquier situación que se presente y a través de las técnicas de respiración puedes conseguir la respuesta que tanto buscabas.

Imágenes:
https://pixabay.com/es/meditar-meditaci%C3%B3n-pac%C3%ADfica-1851165/
https://pixabay.com/es/yoga-ejercicio-gimnasio-mujer-3053488/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *