Maquillaje para la oficina: estilos fáciles para salir de la rutina

Existen muchos trucos para lograr espectaculares maquillajes para la noche, no obstante, toda mujer debe tener un estilo más sencillo para para ir a trabajar. En este sentido, el maquillaje para la oficina integra femineidad y glamour.

En algunas empresas existe una cultura corporativa tradicional, en la que las mujeres deben abstenerse de usar prendas o colores que no estén dentro del código de vestimenta. De igual manera, en otros sitios de trabajo permiten cierta libertad para asistir de forma casual y con más soltura. Toma nota de los siguientes consejos para estar hermosa durante toda una jornada laboral.

Maquillaje para la oficina:

Base y polvo

Estos dos elementos para el rostro son esenciales para comenzar cualquier maquillaje sencillo o elaborado; lo primero que se debe hacer es colocar una capa de corrector sobre el contorno de los ojos. Es recomendable colocar este producto en forma de triángulo para cubrir por completo esta zona. Luego, para difuminar se suele usar una esponja o una brocha espesa para lograr un acabado profesional.

El segundo paso, es colocar una base de un color similar al de la piel, es importante acotar que sin importar si se trata de un maquillaje para la oficina o para otra ocasión son mejores los productos que contienen filtro solar. Además, la cobertura debe ser de media a ligera para que no se sobrecargue la piel. Un último paso, es sellar la base utilizando polvo suelto o en compacto. Este paso es fundamental para lograr cualquier maquillaje básico, pues así, se logrará que la base dure todo el día en su lugar. Trabajar la piel del rostro es muy importante para disimular las imperfecciones y lucir perfecta en todo momento.

Maquillaje para ir a trabajar

Sombra y delineado

No hace falta tener todas las paletas de sombra para crear un look apropiado para ir a la oficina. Sin embargo, existen algunos tonos que favorecen más que otros y son básicos para momentos informales; tal es el caso de los colores tierra o los nude. Lo primero que hay que hacer es seleccionar un tono similar al de la piel para que sea el tono de transición.

Luego se emplea un tono más oscuro para la cuenca del ojo, el truco consiste en difuminar bien la sombra por toda esta zona. Por último, no puede faltar un color de sombra más claro en la parte inferior que aporte un efecto iluminador sobre la mirada.

En cuanto al delineado este puede variar de acuerdo a su personalidad, pues algunas chicas lo utilizan solo cuando se trata de una ocasión especial o una reunión de trabajo. El tipo cat eye, es uno de los estilos más usados para mostrar un atuendo sofisticado y profesional. Pero si no se desea usar delineador, siempre se puede utilizar una sombra marrón oscura y con pincel angular pequeño se aplica por toda la línea de las pestañas. Como un paso opcional, se puede difuminar para abrir más la mirada.

Blush y labios

En los labios es mejor utilizar tonos claros y femeninos como el rosa, pues hacen que el maquillaje para la oficina luzca más natural. Un labial mate puede ser una opción para aquellas chicas que no están acostumbradas a usar labiales cremosos.

El rubor o blush debe ser igualmente muy suave, solo para acentuar las mejillas con un toque de color, un rosa claro es la mejor opción para lograr un efecto natural. Al momento de aplicarlo, se debe colocar sobre el cachete usando una brocha gruesa.

Como consejo, se puede elegir un labial que este en sintonía con el tono de piel y usarlo en los labios y como blush. Para ello, solo será necesario tomar una pequeña cantidad del producto con los dedos y llevarlo a las mejillas dando pequeños toques hasta que se difumine muy bien.

Cejas y pestañas

Las cejas es una zona fundamental para definir las expresiones faciales; por ello se le debe dedicar el tiempo necesario para que queden simétricas y perfectas. Las sombras o los lápices de cejas suelen ser dos formas sencillas para crear trazos precisos. Es aconsejable usar un pequeño peine para darle más volumen a las cejas y acomodar los vellos que podrían quedar fuera de forma.

A su vez, las pestañas no pueden faltar pues estas hacen que la mirada sea más expresiva y llamativa. Con un rizador de pestañas se les da la forma y luego se aplica una capa delgada de máscara; las que son a prueba de agua suelen ser más duraderas para todo el día.

Make up sencillo oficina

Consejos adicionales:

  • La apariencia física es más importante de lo que parece, en este sentido, es muy importante mantener el cabello o el maquillaje. De igual forma, el cuidado de uñas debe ser minucioso por ello tienen que estar arregladas y esmaltadas.
  • Está prohibido utilizar base de maquillaje oscura para intentar tener un tono de piel bronceado, pues ante la claridad se ven artificiales. Además, hace que las mujeres se vean mayores e incluso con más líneas de expresión a las que de verdad tienen.
  • Los colores de sombra llamativos como el neón no son recomendables al realizar un maquillaje para la oficina. Es preferible dejarlos solo para reuniones o fiestas, en las cuales se puede tomar la libertad de ser más espontáneo.
  • Por su parte, los brillos labiales de colores vibrantes como naranja o fucsia deben ser olvidados cuando se pretende lucir profesional ante los compañeros de trabajo o los clientes.
  • Un peinado sencillo es el mejor complemento para ir trabajar, el cabello lacio o una coleta son dos opciones que nunca pasarán de moda para las chicas.

Tal vez te interese: Los últimos secretos de belleza para esta primavera

Imágenes:
https//www.yoamoloszapatos.com/wp-content/uploads/2017/09/%C3%B1omakeup-620×324.png
https//cdn2.actitudfem.com/media/files/styles/large/public/images/2014/06/omaquillajeoficina.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *