La Notebook ideal según lo que necesites

¿Querés comprarte una Notebook pero no sabes ni por donde empezar? ¿No entendés mucho de tecnología ni de prestaciones? No te preocupes, te ayudamos. Desde Linio, elaboramos esta guía sencilla de todo lo que tenés que tener en cuenta para encontrar la Notebook ideal según tus necesidades.

Tal vez te interese: “Todo lo que tenés que saber para armar tu PC Gamer”

llevando muchas notebook

Fuente imagen: Photolicity

El tamaño de la Notebook

No existe la “Mejor Notebook o PC portátil”; Realmente depende de tus propios requisitos y presupuesto, y el tamaño de la PC juega un papel fundamental en ello.

Las Notebooks tienden a dividirse en categorías según el tamaño diagonal de sus pantallas, en pulgadas. Esto se debe a que el tamaño de la pantalla también determina el tamaño general de su chasis. Una Notebook con una enorme pantalla de 17 pulgadas es buenísima para el trabajo y los juegos, y es probable que tenga un teclado de tamaño decente con teclado numérico lateral, pero va a ser mucho más grande y más pesada que un modelo de 13 pulgadas. Las Notebooks Gamer, si bien son PC portátiles, no son demasiado cómodas de llevar.

Tenés que pensar detenidamente si vas a viajar con tu Notebook o si la vas a usar solo en casa; no tiene mucho sentido comprar un modelo ultraligero de 13 pulgadas si la vas a usar en un escritorio en tu casa la mayor parte del tiempo. Para eso, una Notebook tremenda de 17 pulgadas es un buen reemplazo para una computadora de escritorio, pero es poco probable que se ajuste a una mochila, y si lo hiciera, es posible que no estés contento con cargar algo que pesa cerca de 3kg.

Un modelo de 15 pulgadas ofrece un balance decente entre prestaciones, la facilidad de uso y la portabilidad: siempre que pese alrededor de 2 kg o menos, probablemente no te moleste para llevarlo en el colectivo o en tren. Si querés algo súper liviano, opta por una Notebook con una pantalla de 11-13 pulgadas.

Resolución de pantalla

El tamaño de la pantalla no lo es todo; la resolución también debe tenerse en cuenta. La resolución mínima que encontrarás generalmente es de 1.366 x 768 píxeles. Esto está bien para la mayoría de las tareas. Incluso es posible trabajar en dos aplicaciones en paralelo con tantos píxeles, especialmente porque muchas páginas web modernas se reformatean para adaptarse al espacio de pantalla disponible.

En Notebooks con pantallas más chicas, una resolución más grande no siempre significa más espacio. Cuando una PC portátil tiene una mayor cantidad de píxeles en una pantalla pequeña, el sistema operativo tiene que escalar todo, o bien el texto y los íconos serían demasiado pequeños para verlos correctamente.

No hay una misma cantidad de espacio para aplicaciones en una computadora portátil de 15 pulgadas con una pantalla de 1.920 x 1.080 que en un modelo de 15 pulgadas con una pantalla de 1.366 x 768. Sin embargo, la resolución más alta significa que el texto y los íconos serán mucho más suaves y, por lo tanto, más fáciles de ver.

Usando una Notebook

Fuente imagen: Cristian Nicolau

Formato

La mayoría de las Notebooks aún ofrecen un diseño tradicional tipo almeja, con una pantalla que se pliega sobre el teclado y el touchpad. Sin embargo, hay algunos que se oponen a la tendencia. Algunas computadoras portátiles mantienen la forma tradicional pero agregan una pantalla táctil, que puede ser divertida para tareas creativas como dibujar o hacer música. Otras tienen una pantalla táctil que se puede plegar detrás del teclado, convirtiendo la Notebook en una Tablet, conocidas como 2 en 1.

Estas Tablets especializadas están buenas si vas a usar las aplicaciones específicas que aprovechan una pantalla táctil, como el diseño o los programas de música, pero son mucho más caras que las PCs portátiles estándar. Si no estás 100% seguro de qué necesites esta flexibilidad, probablemente sea mejor que te quedes con una convencional.

Teclado

Debido a las restricciones impuestas por el tamaño físico de la Notebook, los teclados de las PCs portátiles tienden a ser más variados que los de los equipos de escritorio. Para empezar, hay espacio para un teclado numérico solo en las Notebooks más grandes, y en ciertos modelos.

Además, muchas PCs portátiles tienen teclas de flechas muy chicas o la barra espaciadora invertida, que está a la derecha en lugar de a la izquierda del teclado. Solo algunas computadoras portátiles tienen teclas de Inicio, Fin y Re Pág y Av Pág, también; Si no hay una clave física para tales funciones, vas a tener que usar una combinación de teclas de función (Fn) en su lugar. Si usas estas teclas para navegar alrededor de un documento de texto, buscá un equipo donde todas estas funciones se repliquen mediante teclas físicas separadas.

Touchpad

El touchpad es el medio más importante para interactuar con una Notebook, por lo que debe funcionar bien. Existe una tendencia a hacer que los botones formen parte del panel táctil principal, que, cuando se implementa de manera deficiente, puede significar que el cursor salte por todos lados cuando haces un clic.

Muchos paneles táctiles no responden con precisión al movimiento de los dedos, o tienen botones blandos que dificultan la determinación de si has registrado un clic. La mayoría de los paneles táctiles modernos son compatibles con los gestos, en los que podes usar dos dedos para desplazarte o pellizcar para hacer zoom, pero, nuevamente, la facilidad de uso de estos gestos varía ampliamente entre los distintos modelos.

Hoy en día, muchas computadoras portátiles vienen con Precision Touchpads aprobados por Microsoft, que puso fin a años de mediocres touchpads para computadoras portátiles con Windows que fueron superados por los de las MacBooks de Apple.

Conectividad

Una PC portátil tiene espacio limitado alrededor de su base, por lo que tiene muchos menos puertos que una computadora de escritorio. Por esta razón, pensá detenidamente lo que vas a necesitar conectar. Para empezar, algunas tienen solo dos puertos USB. Si tenés una impresora y un mouse enchufados y querés descargar algunas fotos de tu cámara, vas a tener que desenchufar algo, a menos que tu computadora tenga un lector de tarjetas SD incorporado, como muchos equipos del mercado. Muchos computadores actuales también tienen al menos un puerto USB 3.0 para transferencias de datos más rápidas.

Las PC portátiles más grandes tienden a tener al menos tres puertos USB, lo que debería bastar para la mayoría de las personas. Además, tené en cuenta que muchas Notebooks modernas no tienen unidades de CD/DVD integradas.

También considerá la necesidad de Internet WIFI: aunque todas tienen una red inalámbrica incorporada, no todas tienen un conector Ethernet. Este es un problema principalmente cuando se viaja, ya que algunos hoteles ofrecen conexiones inalámbricas deficientes pero redes Ethernet rápidas en cada habitación. Los adaptadores de USB a Ethernet están disponibles muy poco dinero, pero tené en cuenta que esto consumirá uno de los puertos USB.

Las salidas de video también son importantes: HDMI es la salida de video más común en Notebooks, que sirve para conectarse a la mayoría de los televisores y monitores. Solo algunos modelos de negocios ahora tienen salidas VGA, que es posible que necesites conectar a un proyector de oficina.

Gaming en Notebook

Fuente imagen: MakUseOf

Rendimiento

A esta altura ya tenés una idea de como debería ser el exterior de tu Notebook ideal, así que ahora es el momento de enfocarse en el interior. En primer lugar la memoria RAM. A menos que estés comprando una Notebook ultra barata, opta por al menos 4 GB, para que no tengas que preocuparte por la cantidad de pestañas del navegador que tenés abiertas a la vez. Si vas a editar un video, lo ideal es que tengas al menos 8 GB.

La elección del procesador es más complicada. Tenés que apuntar al menos a un procesador Intel Core i3, que pueda manejar cómodamente la navegación web y el trabajo de oficina, y considerar un Core i5 para tareas más intensivas, como tratar imágenes grandes y editar videos. Los prodcutos con chips Core i7 son caras pero súper rápidas, por lo que vale la pena considerarlas si esperás obtener el mejor rendimiento posible.

Hay, por supuesto, computadoras portátiles que funcionan con AMD en el mercado. Buscá un procesador AMD A8 o A10 para asegurarte de que no vas a tener problemas.

Gráficos

La mayoría se basan en el conjunto de chips gráficos integrados en su procesador, generalmente llamado algo así como “Intel HD Graphics”. Con esto se puede jugar a juegos simples a baja resolución con ajustes de detalles de bajos a medios, pero vas en serio con los juegos, vas a necesitar una Notebook con una tarjeta de video dedicada, ya sea Nvidia o AMD.

Solo las Notebooks muy caras pueden jugar los últimos juegos con niveles de detalle muy altos, por lo tanto, si tenés el espacio, vale la pena comprar una convencional y una computadora de escritorio para juegos (o una consola de juegos ya que vamos al caso).

Duración de la batería

Junto con el tamaño y el peso, esto debería ser una prioridad si pensas usar tu Notebook fuera de casa. No siempre es posible conseguir un asiento cerca de una toma de corriente en la facultad, o en un café. Las Notebooks más chicas y livianas generalmente ofrecen una duración de batería superior a los modelos más grandes, principalmente debido a que están equipadas con procesadores de bajo voltaje menos potentes y una pantalla más pequeña.

Almacenamiento

Finalmente, el almacenamiento. Como es el caso en una PC de escritorio, un disco de estado sólido hará que tu Notebook arranque más rápido y se sienta mucho más rápida y con mayor capacidad de respuesta, por lo que vale la pena si te lo podés permitir. A diferencia de una PC de escritorio, no podés simplemente comprar un disco de estado sólido pequeño para tu sistema operativo y tener un disco duro barato para tus archivos personales.

La gran mayoría de las computadoras portátiles tienen espacio para un solo disco, por lo que tenés que asegurarte de que sea lo suficientemente grande. Algunos equipos tipo netbook muy baratas como la Acer Aspire One Cloudbook 14 tienen 32 GB de almacenamiento, que es apenas suficiente para Windows 10 y algunas actualizaciones descargadas. Recomendamos un mínimo de un SSD (disco de estado solido) de 120 GB, y eso solo si almacenas la mayoría de tus archivos en la nube.

Si tu notebook está destinada para uso doméstico y para almacenar gigabytes de fotos y música, tenés que optar por un modelo con al menos 500 GB de almacenamiento. Algunas tienen unidades híbridas “SSHD”, que combinan un disco duro mecánico lento (HDD) con un pequeño caché SSD. Estas unidades almacenan datos de uso frecuente, por lo que pueden acelerar los tiempos de arranque y hacer que los programas que usas con mayor frecuencia se carguen más rápido. Son un buen compromiso si no llegás a un SSD grande.

Fijate en Linio todas las Notebooks que tenemos a la venta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *