Como elegir el labial perfecto para tu color de piel

La primera carta de presentación de las personas es el rostro, por eso para mejorar la apariencia y verte mejor que nunca, se pueden adquirir artículos de maquillaje, como el labial ideal, que realce tu belleza natural.

“Tal vez te interese: 10 tips de maquillaje para todo el año 

Tan solo eligiendo los productos de maquillaje para el rostro, adecuados para el tono de piel, así como el maquillaje para ojos y labios que se adapten a las facciones del rostro es posible lucir perfecto en cualquier ocasión.

Haciendo hincapié en estos últimos, la mayoría de las mujeres (y unos cuantos hombres) tienen un montón de labiales en su bolso de maquillaje, algunos que usan todo el tiempo, algunos que nunca se tocan. Hay una razón para eso. Es posible que te hayas enamorado de un labial en el shopping o en la cara de Kylie Jenner, pero cuándo te lo pones… Simplemente no funciona.

Esto es habitual porque al momento en que el color del labial choca con el tono de la piel, todas las personas obtienen un resultado ligeramente distinto. Para ayudarte con esto, analizamos algunos trucos para encontrar un labial que combine perfecto con tu cutis.

Identifica tu sub-tono

Primero, lo básico. La piel de todos tiene tonos de amarillo o rosa. El amarillo es más cálido, el rosa es más frío. Saber cuál es tu tono de fondo o Sub-tono es de gran ayuda cuando intentás descubrir qué labiales te quedan mejor.

Una forma rápida de identificar el tono de tu piel es mirar las venas de tu muñeca. Si son azules, y también tendés a gravitar hacia el uso de azules, blancos y grises, tenés matices rosados. En cambio, si tus venas parecen más verdes, tenés un tono amarillo más cálido. En el caso de parecer ser azules y verdes, sos el afortunado dueño de un tono de piel neutro (lo que significa tonos rosa y amarillo iguales), y podes usar cualquier color.

¿Todavía no estás seguro? otro método, aunque definitivamente más caro, es sostener una pieza de joyería de oro y una pieza de joyería de plata hasta la cara. Haciendo caso omiso de tus preferencias personales, determiná qué aspecto se ve mejor con tu piel: los tonos más fríos (rosa) combinan mejor con las joyas de plata, mientras que los tonos de piel cálidos (amarillo) funcionan mejor con el oro.

Determiná qué tonos funcionan con tu sub-tono

Debés centrarte en tonos similares a tu sub-tono al elegir un labial. Para los tonos de amarillo, aplicá colores más cálidos y para los tonos de rosa, buscá tonos de labial con tintes azules o púrpuras.

Es mejor que todos evitemos los colores de labial con una sensación gris, cenicienta o demasiado pálida. Con frecuencia, esto puede hacer que la piel se vea enfermiza o insalubre y es universalmente poco favorecedor.

labial varios

Fuente imagen: Allure

Cuando tenga dudas, elegí basándote en tu tono de piel

Para hacer más rápido, también podés utilizar tonos que se adapten a tonos de piel oliva, claros y oscuros.

Tonos de piel de oliva

labial tonos oliva

Fuente imagen: Cutypaste

Los tonos de piel de oliva son generalmente neutros, por lo que es difícil que te equivoques. La mayoría de los tonos nude, rosa, naranja y rojo se ven muy bien en este tono de piel. Fijate lo que llevás puesto para determinar el tono de los labios. Para un atuendo con colores más cálidos, optá por un lápiz de labios más cálido y brillante.

Tonos de piel rosados

labial tonos rosados

Fuente imagen: Glamour

Lo bueno de una piel realmente clara es que los rojos intensos y los colores profundos pueden ser una forma divertida de lucir tu maquillaje y lucir fantástico. Evita cualquier cosa demasiado ligera o con un tono demasiado amarillo para que no pierdas presencia y quedes lavado.

Tonos de piel oscuros

labial tonos oscuros

Fuente imagen: TheFashionSpot

Los tonos ciruela, mora y los rojos se ven fantásticos en las personas de piel oscura. A menos que vayas por un toque retro o un labio brillante, evitá cualquier cosa demasiado clara o pálida en los labios – las sombras más profundas se ven naturalmente más favorecedoras.

Usá el labial que te gusta

Lo más importante que tenés que recordar es que, en última instancia, el color de tus labios depende de vos. Si sentís que te ves mejor en un coral, pero eso no se alinea con las “pautas”, está bien. Al final del día, todos nos sentimos más atractivos en cualquier elección que nos haga sentir más confiados.

Los colores intensos y profundos son bienvenidos, pero pueden verse pesados en según la estación del año. Para aligerar su aspecto, cambiá a las versiones puras de tus colores labios. Usá una pre-aplicación de delineador de labios si necesitas una definición adicional, pero elegí un tono nude para mantener esa sensación despreocupada, o probá el delineador de labios “invisible”, que deposita una película transparente y cerosa para evitar el color sangre. Debido a que los colores puros son más sutiles, no existe el “demasiado”.

Ahora que conoces el tono de labial adecuado para tu tono de piel, fijate en nuestra categoría de labiales y comprá el indicado.

One Comment

  1. Pingback: Tips de maquillaje para brillar este verano - Blog Linio AR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *