¿Cómo combatir la hiperhidrosis?

Cuando se habla de exceso de sudoración que no necesariamente está vinculada con alguna actividad física o a cambios climáticos, se hace referencia a la hiperhidrosis. Lo normal es que el cuerpo humano sude como parte del proceso de liberación de líquidos así como, el mantenimiento de la temperatura adecuada al expulsar calor gracias, a las glándulas sudoríparas pero en estos casos en particular se suda más de lo necesario. El ser humano tiene alrededor de entre 2 a 4 millones de glándulas a lo largo del cuerpo y las áreas en donde están de forma más importante son en los pies, axilas, rostro, cabeza y manos, entre otras.

La hiperhidrosis es una condición que se presenta en distintas razas y edades, especialmente entre los 25 y 64 años y que se puede observar a simple vista, producto de la concentración de glándulas en esa zona. La hiperhidrosis focal es más común en personas jóvenes por lo que se considera para estudio los casos que se presente después de la pubertad, lo que apunta a indicios de otras enfermedades existentes en el individuo.

La hiperdrosis se clasifica en diversos grados:

  • Grado I: La sudoración es casi imperceptible y no afecta el desenvolvimiento del individuo.
  • Grado II: En este punto, es más notoria pero tolerable.
  • Grado III: La sudoración es incómoda.
  • Grado IV: Es la etapa más aguda y que interfiere con las actividades regulares de la persona.

Existe la sudoración focal excesiva con más de 6 meses de duración cuyas causas no han determinado, la sudoración bilateral y simétrica -en ambas manos, pies y axilas-, sudoración que obstaculiza las actividades diarias, sudoración excesiva que se produce por lo menos 1 por semana y sudoración focal durante el sueño.

La hiperhidrosis se presenta de manera generalizada o palmoplantar, axilar o gustativa y sus causas son variables pudiendo ser primaria, secundaria o localizada que puede reflejar problemas de: tiroides, tumores, menopausia, nervios, consumo de ciertas bebidas o comidas, etc.

hiperhidrosis

Tratamientos para la hiperhidrosis:

  • Aplicación de toxina botulínica: Se utiliza una aguja para su aplicación y con la que se busca el bloqueo de las funciones de las glándulas con resultados de hasta 6 meses y que la sesión tan sólo toma 60 minutos. Es vital contar con un médico que ha tenido la preparación pertinente para su aplicación evitando complicaciones.
  • Colocación de productos dermatológicos: Como el clorato de aluminio, glicopirrolato, oxibutinina, propranolol o ansiolíticos y sustancias anticolinérgicas. En materia de antitranspirantes, están hechos con sales de metal que se pueden comprar en tiendas de productos cosméticos con presentaciones en crema, aerosol o roll-on que actúan de manera favorable en casos de hiperhidrosis leve.
  • Métodos quirúrgicos: La intención de este sistema es eliminar parte de las glándulas a través de succión, liposucción o curettage. La Simpatectomía Endoscópica Torácica es otra alternativa que inutiliza los ganglios torácicos que son los responsables de la inervación de la zona que presenta la hiperhidrosis con elevados porcentajes de efectividad. Están descritos altos ratios de hipersudoraciones de compensación, que aparecen en zonas que no sudaban antes de la cirugía.
  • Iontoforesis: Dura alrededor de 30 minutos cada sesión que debe repetirse varias veces para ver los resultados en donde a través de una carga eléctrica reducida y controlada emitida dentro de un contenedor de agua se mejora la hiperhidrosis.
  • Termólisis: Este tratamiento se realiza a través de un dispositivo capaz de emitir microondas que se encargan de destruir las glándulas sudoríparas en una sesión de aproximadamente 30 minutos y que al menos debe realizarse de 2 a 3 veces.

hiperhidrosis 4

Hay quienes que prefieren reservar este problema en vez de acudir a un médico especialista que seguramente tendrá soluciones al respecto. La hiperhidrosis es más frecuente de lo que se puede pensar pero usualmente, la persona no tiene que sentirse acomplejada sino enfrentarlo con valentía porque parte del comportamiento que se asume es el no tener contacto físico, adoptar un poco de rigidez en el cuerpo y hacer varios cambios de ropa durante el día.

Entre las dificultades que se experimentan están el deterioro de la ropa por manchas, manejo de ciertos elementos hasta humedad en documentos. La hiperhidrosis puede generar problemas cutáneos u olores desagradables.

Imágenes:

https://t1.aimg.sk/magaziny/t4N9–XdRaWPGD2JX94rPA.jpg?t=&h=56Jpe9lim5ZTwOY4PRF2Rg&e=2145916800&v=3
https://www.eriksbergskliniken.se/wp-content/uploads/2017/05/armpit.jpg
http://www.24horas.cl/incoming/article1508074.ece/ALTERNATES/BASE_LANDSCAPE/Por-que-la-transpiracion-tiene-mal-olor-2.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *